¿Cómo ser profesor de Arte?

De entre todos los profesionales que se dedican a dar clases particulares de aquello que dominan, aquellos que lo hacen sobre una disciplina artística son unos de los más comprometidos. Y algunos llegan a ofrecer unos servicios increíbles. 

El motivo es que si son pintores o escultores ofrecen su taller y algunos de sus materiales a sus alumnos. El arte es una profesión complicada y algunos artistas, por buenos que sea, pasan por momentos de grandes dificultades económicas. En estos momentos las clases pueden ser tu principal ingreso.

 

 

Saber como dar clases de pintura o de escultura es apasionante. Algunos artistas incluso acaban centrando su actividad en enseñar e inspirar a otros. Ser profesor de arte no solo te va a ayudar económicamente, te va a enriquecer como profesional. 

Algunos artistas viven toda su carrera en solitario y aquellos retos que se les presentan se pueden ver el doble de grandes. Tener a un alumno al lado que haya crecido de tu mano puede ser muy útil. 

En plataformas como Tusclasesparticulares podrás seleccionar los alumnos que tu quieras. Aquellos que creas que te pueden inspirar a ti también. Es importante ser selectivos y que des clases a aquellos que pienses que te pueden hacer feliz. 

 

 

Requisitos para ser profesor de arte 

 

No existe ningún tipo de requisito para ser profesor de artes plásticas. La mayoría de profesores se promocionan mostrando sus propias obras, su trayectoria y sus porfolios. 

Son los alumnos, dependiendo del estilo o tipo de arte que más les interesen los que van buscando un tipo de profesor u otro. Pero si es cierto que la mayoría han recibido algún tipo de formación. Hay muchas cosas que estudiar para ser profesor de pintura: 

 

  • Enseñanza básica de arte: son aquellos que eligieron la modalidad de arte en el instituto. Estos han recibido nociones fundamentales de arte y de distintas técnicas y si han practicado lo suficiente sin duda tendrán la habilidad necesaria para dar clases particulares de dibujo. 
  • Carrera de bellas artes: La carrera de bellas artes da un conocimiento multidisciplinar del arte. Intentan generar artistas en general y todos dominan todas las técnicas con mayor o menor soltura, pero sin duda te da los conocimientos necesarios para ser profesor. 
  • Autodidacta: Son los menos, ya que todo artista tarde o temprano ha tenido algún maestro. Pero existen aquellos que han aprendido la técnica gracias a manuales o vídeos y pueden dar clases a otros sin ningún tipo de problemas. Lo que es recomendable es que antes de empezar dar clases pidas consejos o leas algún tipo de manual pedagógico. 
  • Academias o clases particulares: Muchos artistas han llegado al arte sin aspiraciones profesionales, y por eso nunca han cursado ninguna carrera que tenga que ver con esta. Sin embargo llevan dedicándole todo su tiempo libre a pintar, esculpir, diseñar o dibujar de la mano de profesores particulares. Esto los convierte en maestros igual de válidos que los demás.

El aula taller

Si buscar en Youtube cursos de pintura o cursos de escultura te saldrán cientos de vídeos, probablemente todos de profesores muy válidos que ofrecen muchísima información útil. Existe mucha información en internet para aprender a dibujar de forma autodidacta, pero ¿qué podemos ofrecer como profesores?

 

Conviértete en profesor de arte

 

Sin duda, las clases presenciales siguen teniendo un gran valor. Poder tener contacto con alguien que nos responde a todas las dudas y que va adaptando las lecciones a nuestras necesidades nos aporta mucho.

Aun así, hay alumnos que se resisten a pensar que un tutorial de internet puede suplir a un profesor y aquí los profesores que enseñan una técnica artística juegan con una gran ventaja. Poder convertir nuestro taller o espacio de trabajo en un aula hace que seamos más imprescindibles aun. 

Pero, ¿qué es lo que tengo que tener en cuenta para convertir mi taller en un aula?

  • Espacio: Es lo más importante, tienes que tener espacio para que varias personas trabajen, todo depende de cuántos alumnos quieras tener. Pero al menos deberías tener un espacio igual que el tu usas para trabajar. No le des a tu alumno el rincón más pequeño de tu estudio. Si tienes poco espacio puedes quitar algunas cosas solo durante el tiempo que dure la clase y moverlas a otra habitación o guardarlas en un armario. 
  • Material: No tienes porque proporcionales todo el materia a tus alumnos, tarde o temprano tendrán que hacer una inversión. Pero si es aconsejable que tengas algunos materiales de repuesto o para las primeras clases. Quizás puedas incluir con tus clases el primer lienzo de regalo. 
  • Iluminación: Cuando configuramos nuestro taller o espacio de trabajo normalmente pensamos en la iluminación que tendremos sobre nuestra area, pero ahora tienes que tener en cuenta que habrás más de una persona. Por eso, compra alguna lámpara o foco si crees que es necesario. 
  • Decoración y orden: Los talleres de muchos artistas tienden a ser espacios especialmente útiles, sin más identidad que las obras del artista. Además muchos tienden a tener cierto desorden. Ahora que vas a tener alumnos en él intenta cuidar este tipo de detalles. Intenta crear un entorno agradable para el trabajo de personas que no seas tú. 

 

¿Que gana un artista siendo profesor?

 

Para ser honesto, lo primero que gana un artista dando clases particulares es una forma más de sustento. El mundo de arte puede ser extremadamente precario y son pocos los que pueden vivir sólo de su obra. 

Muchos dibujantes eligen trabajar para agencias de publicidad, algunos escultores se dedican a diseñar muebles. Pero muchos otros deciden escoger profesiones con menos presión y exigencia como ser profesor. 

Enseñar es una de las formas más bonitas de ganarse la vida, sigues teniendo un contacto con el arte que para muchos es más interesante ya que no está sujeto a las exigencias de una empresa y puedes tener libertad. Por eso muchos buscan como ser profesor de arte.

El único problema que puedes tener es que para vivir de ser profesor particular es tienes que ser realmente bueno y dedicarle tiempo. Pero gracias a las plataformas que te permiten anunciarte en internet seguro que lo tienes más fácil. 

Cuando eres profesor de arte también ganas compañía. Muchos artistas pasan horas y horas en soledad, tener algunos que vayan a tu taller varias horas al día seguro que hacen tus jornadas más amenas. 

Además, son muchos los que no encuentran feedback u opiniones hasta que llega el día de de la exposición. Tener un grupo de alumnos que puedan decirte lo que piensan de tu obra y que te aconsejen seguro que enriquece mucho más tu trabajo.

Nunca sabes hasta dónde pueden llegar esos alumnos y quizás con el tiempo acaben llegando a tu nivel. Entonces estarás ganando compañeros, gente que pueda llegar a trabajar contigo. Que te ayude y que haga crecer. 

El arte es un mundo de un enriquecimiento constante y donde cuantos más artistas estén de tu lado más crecerás. Todas aquellas personas que formes son potenciales compañeros que si llegan más alto que tú te acabarán impulsando con ellos. 

Seguinos en
© 2007 - 2019 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares