10 consejos para descansar de verdad en vacaciones

‘Necesito unas vacaciones de las vacaciones’ ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? o peor aún ¿cuántas veces la hemos dicho nosotros? Por desgracia es más común de lo que parece que cuando toque descansar no paremos ni un segundo.

Hay épocas especialmente peligrosas, pero quizás sean las navidades en las que más compromisos tenemos y menos días para estar tranquilos. Al final acabamos agotados y amargados el último día de vacaciones porque no hemos aprovechado nada el tiempo libre. 

1.- Organízate

Debes organizarte siempre, pero sobre todo las semanas antes de irte de vacaciones para no tener que hacer nada durante ellas. Déjalo todo bien preparado para que no surja ningún imprevisto y sobre todo para que a la vuelta no te encuentres ninguna sorpresa. 

Si eres profesor y tienes alumnos a tu cargo intenta dejarles algo de material para que trabajen durante las vacaciones, algo especial. Por ejemplo, un trabajo de investigación, redacciones o ejercicios divertidos. 

2.- Ten una afición

Es importante que poco a poco vayas probando el descanso activo. Esto es algo que muchas personas no tienen en cuenta y que puede ser la solución a muchos problemas. Se trata de realizar en vacaciones actividades que nos hagan desconectar y que nos mantengan ocupados, pero que no tenga nada que ver con algo productivo. 

Algunas personas aprovechan para hacer actividades que les aporten algo, pero no es necesario. El único objetivo es tener algo en la agenda y no quedarse en el sofá sin hacer nada. 

Es muy común estar de vacaciones, querer estar un día entero sin hacer nada, empiezas a acordarte de cosas que no son urgentes pero deberías hacer, empiezas a hacerlas y al final no descansas. Para evitar esto debes mantener tu agenda ocupada. 

Apúntate a clases de baile o de manualidades, haz senderismo o sal a correr, aunque sea simplemente ver una serie o películas todos los días. Pero haz algo entrenido y marca esa rutina como sagrada. 

3.- Haz ejercicio

Entre todas las actividades que puedes hacer para descansar activamente, el deporte es el rey. Es divertido y bueno para la salud, además tiene una relación directa con el descanso. Algunas personas están muy acostumbradas a la actividad constante, cuando paran tienen problemas para dormir o descansar, el deporte es la solución.

Algunas personas no se atreven a hacer deporte o les aburre, lo mejor que puedes hacer es ir probando, infórmate de cuál es la oferta deportiva cercana y empieza a probar. Con total seguridad acabarás encontrando uno que te apasione. 

 

 

4.- Las vacaciones son sagradas

No debes trabajar durante las vacaciones y si puedes, no tengas ninguna obligación. Cada uno se distribuye como puede, pero cada vez más estudios apuntan a que es mejor hacer las tareas cuando se está más ocupado y no interrumpir los descansos. 

Debes tomarte tiempo para pensar todas aquellas cosas que debes hacer antes de irte para no dejarte ninguna y si no déjalas para después de las vacaciones. A veces hacemos más cosas de las que debemos hacer, aprender relajarte. 

5.- Distribuye bien el tiempo

Llega el último día de vacaciones y pasan dos cosas, tienes un montón de cosas que querías hacer y no has hecho o llevas días aburrido sin nada que hacer. Si tienes tareas para las vacaciones intenta distribuirlas bien. 

Es importante que al final de las vacaciones no nos quedemos con la sensación de no haber hecho algo que queríamos hacer o que hemos estado perdiendo el tiempo. Así que tómate un poco la molestia de organizarte. 

6.- Tiempo para pensar

¿Sabes todas esas cosas que has estado todo el año diciendo que querías cambiar? Pues ahora es el momento. Las vacaciones son un punto de inflexión y quizás haya cosas que debas cambiar a la vuelta de las vacaciones. 

 

 

7.- Ten prioridades

Si necesitas descansar descansa, si necesitas pasar tiempo con amigos y familia, hazlo. Pero no estés con un pie en cada cosa porque puede que al final no hagas ninguna. Ten prioridades y cúmplelas. 

8.- Horario flexible

Aunque es recomendable tener un horario, aún en vacaciones, intenta que este sea flexible. Puede que esta sea la clave para no agobiarte, poder empezar tus tareas en un margen de un par de horas hace que mucha gente vea las cosas de otro modo. 

9.-  Dormir y comer bien

Una de las cosas que más hace que descansemos y sin embargo lo que más descuidamos. En vacaciones tendemos a comer más y peor, beber alcohol y dormir descontroladamente. Cuando eres joven es algo que no importa, pero a medida que vas cumpliendo años es lo primero en lo que se nota. 

Cuida tu alimentación la mayoría de los días, que los excesos sean solo en día puntuales y no una norma. Haz lo mismo con dormir, si trasnochas que sea en días sueltos, no lo conviertas en tu rutina. 

10.- Ilusión por volver

Hazte propósitos para la vuelta de las vacaciones, y así tendrás una ilusión para volver. Las vacaciones siempre se acaban y no puedes acabar triste y apenado. Hay que tener fuerzas para volver. Por eso hay una lista de cosas que quieres hacer, aunque no las cumplas, pero la esperanza mueve montañas.

Seguinos en
© 2007 - 2019 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares