Cómo ser profesor particular de física y química

La física y la química son materias apasionantes, muchos han sentido la vocación de la ciencia leyendo, viendo algún documental o inspirado por algún profesor o profesora. Esta suele ser tan fuerte que son muchos los que quieren transmitir esa pasión. 

Sin embargo, a muchos estudiantes, al igual que las matemáticas, se les resiste aprobar este tipo de materia. Ahí es cuando entran en juego los buenos profesores particulares de ciencias. Personas motivadas que les encanta lo que estudian o investigan y quieren cada vez haya más alumnos así. 

Un profesor particular de física o de química no solo hace la labor de un docente, también ejerce como divulgador. Trata siempre de acerca un conocimiento que parece inaccesible a personas que sienten curiosidad.

No debemos pensar que nuestros alumnos no tienen interés por la ciencia, quizás solo sea que aún no han encontrado esa parte de la física o la química que conecte con ellos. Por eso no hay que dejar de intentarlo.

En el momento en el que empiecen a interesarse por ella, los problemas técnicos se harán mucho más sencillos. Este tipo de asignaturas tienen una parte mecánica y de cálculo que puede aburrir a muchos, pero si le ponemos una motivación detrás esta se convertirá en algo mucho más ligero. 

Despertar la cuirosidad del alumno es la mejor manera de enseñar ciencia

Aprobar es importante, saber calcular es importante, pero para enseñar física no podemos olvidar que el alumno tiene que entender lo que está haciendo. Muchas personas las ha entendido como un conjunto de fórmulas a memorizar que luego hay que ejecutar de forma autómata, y si no entendemos su utilidad estamos destinados al fracaso.

La física y la química son imprescindibles en nuestro día a día. Pero no solo para nuestra utilidad, también para entender el mundo en el que vivimos y su historia. Si planteamos estas materias como la llave para entender el universo quizás nuestros alumnos encuentren una motivación para estudiar. 

Ser profesor de física o de química para muchos es querer transmitir este conocimiento a todo el mundo y por eso algunos alumnos de universidad quieren dar clases particulares a los más pequeños. 

Pero antes de lanzarte a la piscina debes saber cómo ser profesor de química y para ello te recomendamos que te tomes unos minutos, que leas algunos consejos y requisitos y te prepares para esta preciosa aventura.

 

Conviértete en profesor de física y química

 

Requisitos para ser profesor particular de química o física

 

No hay requisitos para ser profesor de física o de química, solo tener los conocimientos que el alumno requiera y saber transmitirlos. No hay ninguna carrera o estudio específico para ello. 

El motivo es que por lo general cuando se contrata a un profesor particular es para solventar un problema concreto con un tema o curso concreto, para esto puede ser igual de válido un profesor de universidad como un alumno que haya aprobado el curso recientemente. 

Para dar clases particulares de química o de física el perfil de profesores es muy variado y hay algunos que se suele repetir. Quizás si estás entre ellos te sirva de inspiración y motivación para dar el paso: 

  • El estudiante de cursos superiores: Existen los estudiantes aventajados de enseñanza secundaria que se atreven a dar clases a otros estudiantes. Son los menos pero existe un buen número porque cumplen los requisitos para ser profesor de física. Normalmente ayudar a otros que han tenido algún suspenso o con los temas más difíciles.
  • Estudiante de carrera de ciencias: Normalmente suelen aventurarse a dar clases particulares de física o química porque cursaron estas asignaturas en el pasado y la solidez de estar estudiando una carrera que tiene algo que ver les hace sentir más seguros. Son los más comunes.
  • Investigadores: Algunos doctorandos o investigadores con pocas horas en la universidad recurren a las clases particulares. No es lo más común porque normalmente ya están especializados en algo concreto y los conocimiento básicos les quedan lejos. 
  • Profesores de universidad: Es también poco común por el mismo motivos por los mismos motivos que los investigadores, pero estos con alguno más porque hace más tiempo que superaron la enseñanza básica. Aun así hay algunas universidad que no ofrecen tantas horas de trabajo como para vivir de ello y estos recurren a las clases particulares. Aunque también hay otros que las realizan porque sienten una gran vocación y las han impartido toda su vida, para muchos es difícil dejarlo aunque tengan un trabajo más estable. 

La importancia de enseñar ciencia

 

La física y la química son dos materias pilares de la ciencia. Aquellos que trabajan aplicándola son los que mejor lo saben, los ingenieros, arquitectos o médicos saben que son uno de los pilares sobre lo cual se sustenta casi todo. 

Gracias a entender cómo funcionan podemos comprender muchísimas cosas y si compartimos la pasión por la ciencia con aquellos que trabajan por ella podremos disfrutar de los grandes avances que se realizan en el mundo. 

Millones de personas se dedican a trabajar con la física y la química como base de su trabajo. Los descubrimientos y los inventos que hacen son alucinantes, poder entenderlos es un gran lujo. Pero hay muchísimos motivos por los que educar en ciencia: 

  • Porque explica el mundo que nos rodea: Si tu alumno no entiende por qué debe estudiar física intenta explicárselo con documentales como Cosmos. Quizás si entiende que eso que él estudia sirve para entender el origen del universo o de qué están hechas las cosas tendrá esa curiosidad. La ciencia no solamente es útil para hacer cosas en el día a día, sobre todo lo es para entenderlas y nos abre nuestra visión del mundo. Desarrollar esta nueva mirada de la realidad es apasionante.  
  • Nos libra de engaños:  Por desgracia el mundo está lleno de personas que están deseando estafar a otras. Siempre han existido y existirán personas que ‘inventan’ métodos de salud milagrosos o técnicas de dudosa efectividad para mejorar tu vida. Ser capaz de confiar en la ciencia puede conseguir que nos libremos de estafas. 
  • Puede inspirar para muchas otras cosas: Puede que tu vocación esté en otra disciplina que no sea ni la física ni la química, pero el conocimiento de estas materias te puede proporcionar un conocimiento que te inspire para otras cosas. 
  • Es el motor del progreso: La ciencia nos hace avanzar. Gracias a los científicos se desarrollan tecnologías que nos mejoran el día a día. Se avanza en la medicina que hace que vivamos más y mejor y hace que cada vez sepamos más de nuestro entorno y realidad. Todos podemos contribuir a este avance, incluso los estudiantes más jóvenes. Nunca sobra gente haciendo ciencia. 

Aunque quizás lo más importante sea porque es una de las grandes formas de saciar nuestra curiosidad humana. De alimentar esas ganas de saber y conocer que todos tenemos y que muchos ven frustradas porque creen no entender. 

La ciencia, y por lo tanto todas las asignaturas que tienen que ver con ella, están a una gran distancia de los alumnos y es necesario acercarla si queremos que todo el mundo sea capaz de participar de ella o al menos apreciarla. Por eso es tan importante dar clases de física y química y que estés motivado para ello. 

Seguinos en
© 2007 - 2019 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares