• Las 10 dudas más frecuentes al aprender...

Las 10 dudas más frecuentes al aprender español

A pesar de que el español es una de las lenguas más estudiadas del mundo, según el lugar de procedencia, el aprendizaje del idioma variará, por ejemplo: para un angloparlante, distinguir entre masculino y femenino, se le hará difícil. En cambio, para todas aquellas personas que hablan lenguas derivadas del latín, las clases de español, no les resultará tan complicadas.

Vanesa Cruz, embajadora de Tusclasesparticulares, te cuenta los errores que suelen cometer sus alumnos al aprender español.

Si estás dispuesto a estudiar el idioma, deberás conocer las dudas más frecuentes al aprender español para ir preparado a tus clases particulares. No te preocupes por las dificultades, ya que incluso los propios nativos suelen cometer errores al hablar español.

Profesores de español para extranjeros

1. Modo subjuntivo vs modo indicativo

En español hay tres modos verbales: indicativo, subjuntivo e imperativo. Sin embargo, lo difícil es que, para cada uno de estos modos, hay diferentes tiempos verbales en presente, pasado y futuro. Muchos extranjeros encuentran dificultades al entender cuándo usar cada uno de los modos y, además, cuándo usar cada tiempo verbal.

Aprender español para un angloparlante es especialmente complicado, ya que el subjuntivo en inglés no existe o no tiene la misma estructura que en español. Para un francés, por ejemplo, será mucho más sencillo ya que también está dividido de la misma manera. Estos son algunos trucos para distinguir los modos verbales en español:

  • Modo indicativo: Se utiliza para comunicar una información real, tanto para las acciones en el presente como para en pasado y futuro. Para distinguirlo fácilmente, fíjate en el enfoque de la oración.
  • Modo subjuntivo: Este modo se usa para expresar ideas, deseos, dudas, negaciones, recomendaciones… Se distingue del imperativo porque no se trata de declaraciones sobre la realidad, sinó que són informaciones más subjetivas (de ahíñ el nombre del modo)
  • Modo imperativo: El imperativo es el más fácil de distinguir. Todo lo que sean órdenes o peticiones siempre se realizarán de la misma manera. Además, este modo no tiene tiempos verbales, por lo que lo convierte en el modo más simple de los tres.

2. Tiempos verbales

La otra cara de la moneda, como hemos dicho, son los tiempos verbales. ¿Cómo los diferenciamos? Y, más difícil aún, ¿cómo los conjugamos? Como ya sabrás, el español es uno de los idiomas más complicados de aprender para un extranjero cuya lengua no sea conjugada. Volviendo al inglés, el verbo cambia muy poco: I jump, you jump, he/she/it jumps, we jump, they jump. En cambio en español es bien diferente: Yo salto, tú saltas, él/ella salta, nosotros saltamos, vosotros saltáis, ellos saltan.

Cada verbo, por tanto, tiene una série de terminaciones que vendrán marcadas tanto por el grupo de verbos al que pertenezca - los terminados en ar, er, ir - y el tiempo verbal. En esta tabla encontrarás los tiempos verbales que puedes encontrar en cada modo, diferenciados entre los simples y los compuestos:

Modo

Tiempo verbal simple

Tiempo verbal compuesto

Indicativo

Presente de indicativo (salto)

Pretérito imperfecto (saltaba)

Pretérito perfecto simple (salté)

Futuro (saltaré)

Condicional (saltaría)

Pretérito perfecto compuesto (he saltado)

Pretérito pluscuamperfecto (había saltado)

Pretérito anterior (hube saltado)

Futuro perfecto (habré saltado)

Condicional perfecto (habría saltado)

Subjuntivo

Presente del subjuntivo (salte)

Pretérito imperfecto (saltara o saltase)

Futuro (saltaré)

Pretérito perfecto (haya cantado)

Pretérito pluscuamperfecto (hubiera o hubiese cantado)

Futuro perfecto (hubiere cantado)

Imperativo

Presente (salta)

Adicionalmente, recuerda que en castellano también contamos con las modalidades de infinitivo (saltar), gerundio (saltando) y participio (saltado).

¿Qué traductores online funcionan mejor?
Gracias a los avances tecnológicos y de la evolución en general de Internet, muchas veces buscamos la traducción de idiomas a tra...

3. Verbos irregulares

Las lenguas latinas se caracterizan por tener en su gramática lo que conocemos por verbos irregulares. Se trata de verbos que se salen de la norma y no se conjugan igual que los demás. En español, los verbos acabados en “-er” tienen las mismas terminaciones, generalmente. Sin embargo, si tomamos, por ejemplo, el caso del verbo “Haber” veremos que no tienen nada que ver.

Si estás empezando a estudiar español, una de las primeras cosas que te enseñará tu profesor es aprender a conjugar los verbos irregulares. Hay más de cien, ya que pueden tener más de una raíz verbal o tener variaciones en su terminación, pero estos son los verbos irregulares más importantes de la lengua española:

  1. Ser: yo soy, tú eres, él/ella. es, nosotros somos, vosotros sois, ellos/ellas son
  2. Estar: yo estoy, tú estás, él/ella está, nosotros estamos, vosotros estáis, ellos/ellas están
  3. Hacer: yo hago, tú haces, él/ella hace, nosotros hacemos, vosotros hacéis, ellos/ellas hacen
  4. Haber: yo he, tú has, él/ella ha, nosotros hemos, vosotros habéis, ellos/ellas han
  5. Poder: yo puedo, tú puedes, él/ella puede, nosotros podemos, vosotros podéis, ellos/ellas pueden
  6. Saber: yo sé, tú sabes, él/ella sabe, nosotros sabemos, vosotros sabéis, ellos/ellas saben
  7. Tener: yo tengo, tú tienes, él/ella tiene, nosotros tenemos, vosotros tenéis, ellos/ellas tienen
  8. Dar: yo doy, tú das, él/ella da, nosotros damos, vosotros dais, ellos/ellas dan
  9. Ir: yo voy, tú vas, él/ella va, nosotros vamos, vosotros vais, ellos/ellas van

Dudas más frecuentes del español

4. Verbos ser y estar

De los verbos irregulares, los verbos ser y estar en español son algunos de los más complicados para los extranjeros. ¿Por qué? En muchos idiomas, estos dos verbos suelen traducirse en uno solo. Tomemos, por ejemplo, el inglés. El verbo “To be” se puede usar tanto para decir “Estoy en Barcelona” (I am in Barcelona) como para decir “Soy de Barcelona” (I am from Barcelona).

¿Cómo los distinguimos entonces?

  • Verbo ser: Se usa para comunicar estados permanentes: identificar quién es una persona o de quién es cierto objeto, para describir, para decir la hora y para indicar el precio o la cantidad de algo
  • Verbo estar: Se utiliza para transmitir estados o situaciones temporales como los estados de ánimo, la situación física o mental de una persona o cosa.

5. Preposiciones “por” y “para”

Estas dos proposiciones són un auténtico dolor de cabeza para los estudiantes de español como lengua extranjera. A menudo, las confunden. Y es que su distinción, aunque obvia para un nativo, es muy sutil. ¿Cuándo se usa la preposición por y cuándo para? Estos son algunos tips:

  • ¿Finalidad o causa? Uno de los aspectos clave para distinguirlas es preguntarte a ti mismo si estás tratando de expresar una causa o una finalidad. Si deseas expresar una causa, entonces, se usa la preposición por: “Ha pasado por esto”. En cambio, si quieres indicar una finalidad, debes usar para: “Voy al gimnasio para hacer deporte”.
  • ¿Por dónde? Si quieres expresar una localización concreta, tendrás que utilizar la preposición por: “Se llega a la escuela por el camino de la derecha”.
  • ¿Para cuándo? Si quieres expresar una fecha o una hora concreta, siempre tendrás que utilizar “para”: “Los deberes son para hoy”.

Palabras en español que no existen en inglés
Es bien conocido que las lenguas desde siempre han sido distintas no solo por sus estructuras lingüísticas, sus morfemas, grafemas...

6. Adverbios de lugar: aquí, ahí, allí, allá

Otra de las dudas más frecuentes están relacionadas con los adverbios de lugar. ¿Cuál es la diferencia entre ahí y allá? ¿Y entre aquí y ahí? Idiomas como el francés o el español hacen esta distinción que ayuda a entender a la persona si se trata de algo cercano o lejano. En cambio, para un inglés o americano, que tan solo usan “there” para indicarlo, muchas veces se confunden.

7. Diferenciar el género masculino y femenino

Una de las dudas más frecuentes para los estudiantes de español es el femenino y el masculino. En la lengua española, todos los sustantivos tienen género (masculino o femenino) y número (singular o plural). La manera de diferenciar masculino y femenino es fijándose en la vocal de la palabra y aprendiendo las reglas gramaticales:

  • Palabras acabadas en a: aunque hay algunas excepciones, generalmente son palabras femeninas
  • Palabras acabadas en o: aunque hay algunas excepciones, generalmente son palabras masculinas

Además, la terminación de la palabra también puede darte información. Por ejemplo, las palabras terminadas en -ción, -dad o -ez suelen ser femeninas. Por contra, las terminadas en -or, -aje son más bien masculinas.

8. Acentos en español

La lengua española cuenta con solamente un tipo de acento: el cerrado. Aunque sea un problema para los estudiantes de español, tanto nativos como extranjeros, si entiendes las reglas gramaticales nunca te equivocarás. ¿Cuándo se acentúa? Para saberlo, tienes que fijarte en la sílaba tónica de la palabra y acentuar si cumple estas características:

  • Palabras agudas: Llevan acento cuando terminan en vocal, -n o -s.
  • Palabras llanas: se acentúan cuando la tónica está en la penúltima sílaba en caso de que NO acabe en vocal, -n o -s.
  • Palabras esdrújulas y sobresdrújulas: cuando la tónica es la antepenúltima o más siempre se acentúa.

9. Expresiones y refranes en español

El español es un idioma centenario y muy rico, por lo que cuenta con cientos de expresiones y refranes. Aunque algunos son intuitivos y se comprenden fácilmente, hay otros que no serás capaz de entenderlos a menos que sepas el significado oculto.

¿Cómo puedes aprenderlos? Además de hablar con profesores de español nativos, españoles o latinos, una buena manera de aprender es leyendo. La novela española y latina está llena de expresiones divertidas que te ayudarán a entender mejor su cultura.

10. Sonidos difíciles de pronunciar en español

Como pasa en todos los idiomas, hay unos sonidos más fáciles de pronunciar que otros. Una de las ventajas de aprender español es que esta lengua es considerada una de las más fáciles de pronunciar para los extranjeros. No obstante, hay algunos sonidos que suelen costar más, como la doble r o la letra r, la letra g y la j, la letra h (que es insonora) y las letra c y z.

Para practicar la pronunciación de estos sonidos, lo mejor es practicar la escucha activa mirando series, películas o escuchando canciones. Además, tener clases de conversación en español con hablantes nativos también pueden ser muy útiles porque te podrán corregir los errores.

Otros artículos relacionados que te interesarán:
  1. Las 10 dudas más frecuentes al aprender español
  2. ¿Cómo encontrar clases de español?
© 2007 - 2023 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares