Cómo encontrar el mejor profesor. Consejos para padres

 

¿Donde acudir y qué pasos deberías seguir si tu hijo necesita un profesor particular?

Asumir que nuestro hijo necesita clases particulares es un paso muy importante. No todos los padres llegan a esa conclusión en las mismas condiciones. Algunos se deciden cuando llegan las primeras malas notas y otros deciden esperar un poco más, otros ni siquiera esperan a los resultados y deciden contratar apoyo ante una actitud negativa.

Hay plataformas en internet donde encontrar profesor particular de apoyo escolar puede ser algo sencillo ya que hay una gran demanda, pero debemos hacerlo bien, porque es algo que marcará muchísimo la educación de nuestros hijos . Como padres tenemos la oportunidad de elegir a los profesores de nuestros hijos y eso es una gran oportunidad para darle una buena educación.

Un profesor particular puede ser una gran influencia para un estudiante

Los profesores particulares ayudan a sus alumnos en aquellas asignaturas que más flaquean, trabajan con sus debilidades y hacen que las superen. Un buen profesor se implica hasta el punto de establecer vínculos muy especiales con sus alumnos. Por eso es importante elegir bien

Busco profesor y no sé por dónde empezar. Entre toda la demanda es una tarea complicada en la que no siempre los resultados son tan rápidos como nos esperamos. Queremos darte algunas pautas a la hora de seleccionar un profesor particular para nuestro hijo. Cómo detectar si nuestro hijo necesita refuerzo escolar y que hacer a partir de ese momento. 

 

Como saber si mi hijo necesita clases

Lo normal es pensar que nuestro hijo necesita apoyo escolar cuando empiezan a verse resultado que no esperábamos. No siempre es necesario ver suspensos o malas notas, simplemente cuando hay una bajada de rendimiento podemos llegar a pensar que algo va mal.

Pero no siempre es así, a ciertas edades encontrarse con resultados decepcionantes puede tener muchísimos motivos distintos, por lo tanto no siempre la misma solución. Intenta encontrar el motivo de los malos resultados y si un profesor particular puede aportar lo que necesita.

Las clases particulares para niños son complicadas porque aportan trabajo extra, aunque sea de una forma dinámica y quizás más entretenida, pero no dejan de ser más horas de trabajo, así que debemos pensarlo bien o podemos sobrecargar a nuestro hijo. 

Ante todo, lo más recomendable es estar siempre en contacto con el tutor de su colegio o instituto. Él/ella puede aportar información para saber los problemas que tiene y podrá recomendarnos sobre las clases particulares son necesarias o no. Además esta relación será fundamental para que el apoyo escolar sea efectivo, ya que es bueno que los profesores particulares se comuniquen con los tutores

 

Las clases particulares no son un fracaso

Si te has decidido a buscar unas clases particulares para tu hijo tienes que tener claro de que esto no es un fracaso. Y en ninguno de los casos el debe verlo como un castigo, o será contraproducente. No hay que ver a los profesores particulares como un enemigo sino como un apoyo para superar un obstáculo. 

No todos tenemos las mismas capacidades y lo que se nos da bien a uno puede que sea la debilidad de otros. Nadie es perfecto en todo y no por eso debemos ver un mal resultado escolar como un fracaso. Necesitar ayuda extra es algo perfectamente normal.

Tenemos la suerte de haber detectado el problema y tener la solución, es solo cuestión de tiempo superarlo. Si el alumno ve las clases particulares como algo negativo puede desmotivarse con facilidad. Debe ver en su profesor una figura de esperanza que va servirle de apoyo. 

Profesores o academias

Lo primero que tenemos en cuenta a la hora de contratar refuerzo escolar es que los profesores a domicilio no son la única opción. Existen las academias y ofrecen un servicio distinto en algunos aspectos, y tiene sus ventajas e inconvenientes. 

- Número de alumnos. Tener compañeros tiene la ventaja de que pueden avanzar juntos, poder compartir información con compañeros y las clases se hacen menos intensas y más distendidas. Aunque hay más peligro de distracciones o que el profesor no pueda prestarle tanta atención a sus alumnos.

- Varias asignaturas. Algunas academias ponen a disposición varios profesores para varias asignaturas, si tu hijo necesita refuerzo en más de dos materias quizás esta sea la mejor opción. 

- Material. Las academias suelen tener a disposición material didáctico como fichas, libros, pizarras, juegos…

- Espacio. Si no dispones de un buen espacio para el estudio en clase o no conoces un profesor que lo tenga una academia puede ser una buena solución. Tener un aula a su disposición puede ser una buena solución para encontrar un buen lugar de estudio donde hacer los deberes con la ayuda de un profesor. 

- Tiempo. La mayoría de las academias ofrecen ir varias horas para el apoyo escolar. Tenemos que tener en cuenta que nuestro hijo lleva ya toda la mañana en un aula y que estar más tiempo puede ser contraproducente, tenemos que tener en cuenta la cantidad de hora que hay que dedicarle al estudio o se volverá en nuestra contra. 

Cómo elegir un buen profesor

En nuestra plataforma encontrarás profesores particulares de distintas materias. Así como anunciados en centros o que nos recomienden. Sea como sea que lo conozcamos recomendamos una serie de pautas a seguir antes de tomar una decisión. 

1. Pedir referencias. Lo primero que debemos hacer es comprobar la experiencia del profesor, lo cual es muy importante, pero tampoco podemos descartar radicalmente a aquellos que nunca hayan trabajo. A veces las ganas del principiantes valen más que la experiencia. Debemos ver bien sus inquietudes y todo lo que ha hecho en la vida, no solo en materia de educación. La constancia, el trabajo y la paciencia son fundamentales en un buen profesor. 

2. Entrevista sin el alumno. Puede ser algo positivo concretar una breve entrevista sin tu hijo presente, así podréis hablar con total libertad de sus puntos fuertes y débiles, podrás confesarle tus inquietudes sin reservas. Recuerda que los profesores particulares son tu mejor aliado. 

3. Entrevista con el alumno. Puede ser antes de la primera clase. Una pequeña reunión distendida donde tu hijo y el profesor se conozcan, hablen de aquellas cosas que les preocupan y marquéis objetivos todos juntos.

4. Confianza. Si después de todo este proceso tiene que tener confianza plena, porque a partir de ahora van a trabajar los dos juntos sin tu presencia ni ayuda. Tienes que intentar involucrarte lo justo y necesario, si no confía en el profesor nunca va a funcionar. 

 

Cuándo contratar un profesor particular

El mejor momento para contratar un profesor de repaso es cuándo lo necesites. Si detectas un problema en los estudios no esperes a que se haga más grande por empezar un nuevo curso o un nuevo trimestre, cuanto antes lo hagas mejor. 

Sin embargo, el principio de curso o trimestre es cuando más profesores se quedan libres, tanto en educación primaria, como en secundaria y más opciones tendrás para elegir, aun así esto no significa que no vayas a encontrar el profesor adecuado. 

A pesar de que las credenciales y que haya profesores que pueden ser mejores con que otros, una de las cosas fundamentales es la buena relación que tenga el profesor con tu hijo. Los vínculos que creen y que se entiendan bien, y esto puede llegar en cualquier época del año. 

 

Que materias son las más demandadas 

Hay materias donde encontrar profesores de repaso es más fácil. Las matemáticas y aquellas relacionada con la ciencia. Los idiomas siguen a estas asignaturas muy de cerca, aunque no todos los profesores que enseñan idiomas están especializados en niveles escolares, así que recomendamos informarse bien antes de contactar.

 

Todas las asignaturas pueden necesitar un apoyo extra, no por ser materias que tienen que ver con las letras o las humanidades no debemos reforzarlas. Existe la falsa percepción de asignaturas fáciles y difíciles, si creemos que necesita refuerzo en algunas no descartemos que lo necesite también en otras. Podemos crear carencias que pueden verse reflejadas a largo plazo. 

 

Espacio y tiempo para las clases

Una de las cosas más importantes es saber dónde recibir clases particulares y cuánto tiempo dedicarle. Como ya hemos dicho, hay que tener muy en cuenta que un alumno se suele pasar unas ocho horas diarias en un aula, y cuando llega la tarde es normal que no le apetezca seguir trabajando. 

Debemos crear un buen ambiente de estudio

Un sitio que le haga pensar de forma distinta al aula del centro, su habitación o el salón puede ser una buena idea, pero también debemos manejar otras posibilidades más creativas, pero teniendo en cuenta que el exceso de estímulos puede distraerlo.

 

Los resultados 

Las clases particulares no hacen magia. Si los malos resultados persisten no tiene porque ser culpa del profesor particular, a menudo tendemos a depositar demasiada responsabilidad en aquellos que imparten apoyo escolar.

Los profesores particulares son solo un refuerzo y este refuerzo no solo se traduce en resultados. A veces, las buenas notas tardan en llegar, lo importante es que veamos mejoras de actitud, que nuestro hijo entienda la materia y se creen hábitos de estudio y compresión.

Por encima de los resultados está aprender y madurar, algo para que un profesor particular puede ayudar muchísimo y aunque este curso las cosas vayan un poco mal, con el tiempo acabaremos agradeciéndolo

 

¿Te ha gustado? Compártelo
Seguinos en
© 2007 - 2019 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares