Clases online: pros y contras. Conocer a mi e-maestro

Publicado por Ana

   A menudo alguno de mis alumnos presenciales me comenta la idea de cambiarse a la modalidad de clases online y es muy habitual que me expresen sus dudas a cerca de ello, bien por no haber hecho ninguna otra clase online previamente o bien porque la experiencia anterior ha sido un fiasco. En este artículo te voy a desmenuzar los detalles de porqué y quién serán los estudiantes que mayor partido sacarán a las clases y cómo aprovecharlas al máximo.

 

   ¿Por qué empezar mis clases virtuales?

   ¿Tienes horarios irregulares en el trabajo/universidad/colegio? ¿No quieres ceñirte a un horario extricto de clases? ¿Quieres clases puntuales para determinados asuntos y son de poca duración?¿Tienes fobia social o te sientes incómodo ante la presencia de otras personas?¿Te intimida mucho la idea de tener que hablar en público en otro idioma?¿Todas las clases presenciales que has visto salen fuera de tu presupuesto?... Si alguna de las respuestas a estas preguntas es SI, entonces, efectivamente, eres un potencial alumno de las clases online. Si la respuesta a todo esto es NO, o bien no estás muy seguro de tu regularidad o tu intención con las clases, a lo mejor necesitas que alguien te asesore personalemente. Muchas veces también la constancia influye, si sabes que el hecho de no tener que ir a un sitio físico donde quedar con tu maestro, y que físicamente te exija moverte y ponerte en marcha va a dar como consecuencia el retraso de las clases, su constante cancelación o lo que todos conocemos como hacer pellas o faltar a clase... quizá la idea de una academia sea más atractiva para ti.

 

   Lo primero que debes de plantearte es si quieres unas clases regulares y trata de pensar un período o número de clases que te gustaría hacer. Lo que seas capaz de abarcar en dichas clases, la cantidad de conocimientos, ya va a depender más del trabajo personal que hagas fuera del horario lectivo, así que, como le suelo decir a mis alumnos, cualquier profesor estaría encantado de ofrecerte una píldora que te tomases y adquirieses los conomientos al tragarla, pero, desafortunadamente, ninguno de nosotros somos Morfeo:

   Plantéate un período de estudio, si eres serio en ello y tu profesor tiene la experiencia suficiente, podrá decirte que objetivos puedes alcanzar en ese período aplicando un trabajo duro, medio o pausado. Es decir, por ejemplo, yo soy profesora de inglés y muchos alumnos acuden a mi porque necesitan/quieren el título oficial de Cambridge FIRST CERTIFICATE, pues bien, partiendo de un nivel medio recién salidos del instituto (una media de edad de entre 18 y 25 años) suelo decir que si tu nivel es un B1 (o tienes el PET) para adquirir dicho certificado suelo decir que con un estudio duro (unas seis horas semanales a parte de mi clase) y dos horas de clase conmigo, unos 8/12 meses suelen ser suficientes para la preparación del examen. El hecho de que las clases sean virtuales no tienen porque influir en nada en el tiempo de preparación. De hecho normalmente los alumnos que deciden empezar un curso virtual suelen ser más constantes en el estudio y los resultados suelen ser tan buenos (o incluso mejores) que los de los estudiantes presenciales.

 

   El profesor virtual: cómo la distancia influye en el contacto con el profesor.

 

   Como llevo años dando clases online, así como presenciales, puedo decir que el ignorar que la distancia influye, es un error. Evidentemente que influye, pero no siempre tiene que ser un obstáculo para el desempeño de las clases. Todo esto, depende del profesor que tengas, obviamente, pero la cercanía la va a ofrecer el modo en el que te relaciones con tu profesor. Algunos alumnos prefieren que su profesor sea un poco más estrictos con ellos y los hagan trabajar, otros alguien más comprensivo y que relaje su tensión perfeccionista a la hora de aprender, otros que les ayuden con su timidez social, o con su pánico ante el contacto social, etc... Aquí es donde la pericia del maestro/a y la conexión que él o ella pueda hacer contigo crearán el espacio perfecto para el aprendizaje. La buena psicología del profesor es la clave, así que si tú tienes una verdadera intención de aprender, dale tiempo a tu maestro/a a conocerte y a ver cuáles son tus habilidades y tus flaquezas. Para ver en qué puntos fuertes puede apoyarse para hacer que tus avances sean más rápidos y visibles.

 

   Actualmente estoy pensando en abrir de nuevo la posibilidad a tomar nuevos alumnos a partir de enero, así que si quieres darle una oportunidad a una profesora virtual, ¿por qué no lo intentas conmigo?. En www.tusclasesparticulares.com así como en la plataforma hermana classgap podrás encontrarme. Dale una oportunidad a ese gran equipo que somos parte de estas plataformas, ¡no te arrepentirás!

¿Te ha gustado? Compártelo

Ana

Seguinos en
© 2007 - 2019 Tusclases.com.ar Mapa web: Profesores particulares